sábado, 1 de febrero de 2014

La ciudad de los ojos grises. Felix G.Modroño

Este es uno de los libros que han dormido en la estantería el sueño de los justos, a pesar de que le tenía ganas empezaron a cruzarse otros compromisos y nunca veía el momento para dedicarle unas horas. Finalmente cuando relancé el reto 12 meses, 12 libros quise empezarlo con un libro diez, uno de esos que me dejara un buen sabor de boca y con ganas de seguir descubriendo que joyas se esconden en mi biblioteca.

Os adelanto que no me equivoqué de libro, que La ciudad de los ojos grises ha superado mis expectativas y estas no eran precisamente bajas, que he disfrutado de la historia, de ese Bilbao que se empieza a industrializar, del amor de los protagonistas, de la novela negra que se esconde dentro de la novela histórica que también podría ser una novela romántica, porque todos estos palos toca y todos con mimo y gran solvencia.

Solo lamento haber tenido esta novela tanto tiempo sin leer, a partir de ahora no dejaré de recomendarla, porque es una de las mejores lecturas de este mes y eso que no me puedo quejar del balance que arroja enero, muy positivo.

El autor:

Esto es lo que el autor nos cuenta en la solapa de novela, y quien mejor para presentarse que uno mismo.

La primera luz que vi fue la del cielo vizcaíno a mediados de la década de los sesenta. Aprendí a leer
en Bilbao y a escribir en Portugalete. Tras realizar mis últimos cursos de bachillerato en Alicante y Don Benito, estudié Derecho en Salamanca donde unos inquietos estudiantes fundamos la revista  Res Nullius en la que redacté mi primer articulo.

Como fruto de mi afición por la fotografía, publiqué Villalpando, paisajes y rincones (2002) en homenaje al pueblo zamorano de mis padres. Desde entonces he realizado algunas exposiciones y he colaborado en la revista Paisajes.

Un accidente que me obligó a permanecer inmóvil durante casi dos meses fue la causa que me empujó a retomar mi pasión olvidada de escribir. La obtención de algunos premios con mis relatos me animó a emprender la aventura de mi primera novela: La sangre de los crucificados (2007), protagonizada por el  doctor Zúñiga, un peculiar investigador del s. XVII, que también sería el personaje central de mi siguiente  obra: Muerte Dulce (2009). Con la ciudad de los ojos grises regreso a mis raíces para crear una emotiva historia que me ha llevado escribirla más de dos años y toda una vida.

Argumento:

Tras varios años viviendo en París Alfredo Gastiasoro regresa a Bilbao cuando se entera de que Izarbe ha muerto. Su retorno pretende ser el último homenaje a la mujer que amó, pero pronto se convertirá en una pesquisa sobre las inquietantes circunstancias que rodearon su muerte.

Alfredo tendrá que enfrentarse a su propio pasado, reviviendo una historia de amor que coincide con la época en que Bilbao deja de ser una población casi rural para convertirse en una de las ciudades más prosperas del Viejo Continente.

Magníficamente bien ambientada en los primeros años del s. XX, y a medio camino entre la novela negra, el género histórico, el relato sentimental y hasta el de viajes, La ciudad de los ojos grises es, sobretodo, una bella historia de suspense y nostalgia, de amor por una mujer y una ciudad.

Mis Impresiones:

La ciudad de los ojos grises es una novela bella que te atrapa con sus distintas tramas, comienza en 1914 con una Europa convulsionada por la cercanía de la guerra, con unas comunicaciones díficiles entre Francia y España, con un París casi paralizado por la inminencia de la entrada en la confrontación bélica y ese es el entorno histórico en el que el autor nos sitúa la historia, a caballo entre España y Francia con dos realidades bastante distintas, a pesar de que un país puede mantenerse neutral, pero las personas no.

También ese es el momento en que Alfredo decide volver a Bilbao, al enterarse de la muerte de la mujer que amaba, para rendirle homenaje, sin embargo a su llegada se encuentra ante un asesinato, y ante la imposibilidad de investigarlo por medios oficiales Alfredo se convierte en parte de la investigación de la mano de su amigo el Comisario Zumalde. Volver a Bilbao le ha supuesto enfrentarse a los fantasmas del pasado, a la ausencia de su madre, al secreto que le pesa desde que ella se lo confesó antes de su muerte, y a la ausencia de la que fue su primer y único amor.

Si en Europa se vive una guerra, España esta sumida en sus propios problemas, o más bien debería decir Bilbao, que comienza a industrializarse y esta sufriendo una transformación que no termina de agradar a los nativos. Está llegando mano de obra de toda España y el paisaje cambia a marchas forzadas, la situación por momentos se hace insostenible y ni siquiera dentro del mismo partido hay unanimidad. A ello se suma que la neutralidad que como país mantiene España no es extensible a sus ciudadanos y cada uno en defensas de sus intereses rema hacía el bando que más le conviene. Por lo que se convierte en un lugar donde los espías de uno y otro bando campan a sus anchas.

Como no puede ser de otro modo también existe la figura del policía corrupto, dispuesto a enmascarar pruebas, para salvar el pellejo del amiguete de turno y enriquecerse a costa de cometer ilegalidades, pero como bien dice el dicho a cada puerco le llega su San Martin y en ese caso no va a ser distinto, aunque también quedará puerco libre de la matanza.

La historia nos la cuenta Alfredo sin embargo esta escrita en tercera persona como si un narrador ominisciente cogiera las  bridas , y comienza en 1914 y en el epílogo avanza hacia los años de la posguerra, en cuanto ya no puede volver a España no ya porque  nada le ate a esta tierra sino porque la situación política no lo aconseja, cuando tantos huyen.

Félix nos ofrece un retrato del Bilbao anterior a la industrialización y nos muestra las transformaciones que esta sufriendo y como las viven las gentes, pasear de su mano por las calles de ese Bilbao de principios del s. XX es una delicia, la clase magistral de historia se agradece, puesto que la documentación pasa inadvertida, pero sin embargo debe ser el resultado de una investigación ingente que el autor ha sabido integrar en la historia.

La trama negra

Dentro de una novela que se puede presumir histórica no ya por estar ambientada en un periodo concreto de nuestra historia, si no por la cantidad de personajes reales que se pasean por sus páginas como pueda ser Indalecio Prieto, Perezagua, Sabino Arana, Miguel de Unamuno, Paco Durrio, Picasso, entre otros. La muerte de Izarbe marca el inicio de la trama negra, una línea muy bien construida, que mantiene la  tensión en la investigación puesto que el propio asesino se lo confiesa al lector que va un paso por delante del comisario. Pero no será la única muerte que se producirá. Ni tampoco será el único misterio que se habrá de resolver, y es que la evolución de la novela te mantiene pegado a sus páginas.

Me ha gustado la forma en que el autor ha sabido integrar dentro de una misma novela los distintos géneros que ha usado para dar forma a esta historia bella e instructiva. Alfredo no tendrá un único frente abierto, a su necesidad de conocer al asesino de Izarbe se unirá la de descubrir el secreto que el confesó su madre antes de morir. Y ahí es donde yo he visto algo predecible la novela, eso o soy un lince porque yo lo intuí muy pronto y me dejó ese saborcito agridulce que para nada va a modificar la nota que tengo en mente.

La trama sentimental

Pero sobre todo es una novela de AMOR, si en mayúsculas, un amor imposible que no puede evitar sucumbir a la atracción, un amor que lucha contra viento y marea y que no acaba de fructificar, y la razón la conoceremos casi al final del libro, sin embargo lo vivido a través de los recuerdos de Alfredo, de esos flash back que asaltan su mente por las calles de Bilbao y Portugalete, es simplemente inolvidable ¿Quién no quisiera un amor así?

A riesgo de repetirme  considero un acierto la combinación de los géneros de forma que ninguno de ellos gana en protagonismo absoluto y se van complementando.

Pero si la ambientación temporal me parece acertada por ser una época poco explotada y la espacial un acierto por el mismo motivo. Creo que lo más importante de esta historia son sus personajes y el carisma que destilan, y entre todos esos personajes destaca uno en especial, la ciudad de Bilbao que parece que tenga vida propia, que evolucione a la par de la novela.

Me voy a permitir la licencia de dar pinceladas sueltas de aquellos personajes que han llamado mi atención por un motivo o por otro.

Alfredo Gastiasoro: Es nuestro protagonista, enamorado desde su niñez de Izarbe la chica de las coletas, quiso el destino que ambos empezaran un noviazgo que terminó de forma fulgurante, y que dejaría a Alfredo completamente marcado, máxime cuando el afortunado que se terminó casando con ella fue su propio hermano. El destino les deparó una segunda oportunidad que no pudieron aprovechar.

Izarbe Campbell: Nuestra protagonista ausente, una mujer bella, adelantada a su tiempo, y con unas ideas poco aceptadas en aquella época, una mujer que podríamos tildar de valiente y luchadora, que terminó pagando su forma de actuar con la vida.

Javier Gastiasoro: Hermano de Alfredo y marido de Izarbe, todo un personaje lleno de dobleces que conviene no perder de vista. Posiblemente a quien menos he entendido y con el que menos he empatizado.

Fernando Zumalde: El comisario que decide desobedecer órdenes e investigar la muerte de su amiga, y como con un cadáver no andaban servidos, dos fiambres más se unieron a la causa, haciendo avanzar la investigación y ayudandoles a atar cabos. Amigo de la niñez de Alfredo y de la adolescencia de Izarbe

No son los únicos, hay muchos más entre los ficticios y los reales, todos ellos dibujados con esmero y con personalidades diferentes, algunos incluso me atrevería a decir que arrolladora, ninguno te dejará indiferente y a cada uno lo odiarás o lo amarás según el punto de vista que hayas adoptado en la lectura, puesto que todos los personajes tienen claro oscuros en su vida, más sombras que luces, siempre se empatiza más con uno que con otro, pero yo terminé entendiendo que no justificando la actuación de cada uno de ellos. Incluso la mítica Mata Hari tiene su momento de gloria en esta novela.

Conclusión

Sumergirte en la lectura de La ciudad de los ojos grises es iniciar una aventura a principios del s.XX cuando los trenes todavía eran de vapor y una de las principales alternativas para viajar, con sus vagones de clase alta y los de tercera clase. Darse un paseo por el Bilbao de la industrialización y conocer la gestación del partido socialista y de las ideas nacionalsocialistas de Sabino Arana, observar la transformación de un paisaje casi agrario en otro distinto con mucha mano de obra venida desde fuera y que comenzó a generar tensiones en la zona.

Al tiempo que supone conocer una historia de amor que se mantiene a lo largo del tiempo a pesar de su imposibilidad porque el corazón siempre alega razones que la razón no entiende. Un largo paseo que te llenará de nostalgia, la que destila su personaje principal, de incertidumbres, de miedos y en ocasiones de impotencia, porque el billete de tren también te lleva a los bajos fondos, aquellos en los que se mueven los desheredados pero también los policías corruptos y los ricos sin escrúpulos.

Os recomiendo su lectura tanto si os gusta el género negro como si abobinais de él porque seguro que en los otros géneros encontrareis motivos suficientes para que os guste tanto como a mí.


Retos

25 españoles

cruce de caminos: negro y criminal

desafío libros musicales: nota LA

12 meses, 12 libros

28 comentarios:

Picassa dijo...

Tiene muyy buena pinta, creo q es una novela q yo me leería del tirón !! ^^

muy buena reseña pero te he encontrado un fallo q te la destroza. Despues de describir a Fernado has puesto « Haber hay muchos...» y ese haber sería A ver.

bss ^^

Mariuca BOLAÑOS dijo...

Tengo que leerla, pero tiene toda la pinta de ir a convertirse en una de mis eternas pendientes.
Un saludo.

susana palacios dijo...

Lo tengo apuntado desde hace mucho tiempo, a ver si me animo pronto a leerlo, besotes!

porlomenix dijo...

Intuyo que me va a gustar tanto que la estoy reservando; pronto llegará su turno,
besucus

mar dijo...

Ya he leído varias reseñas sobre esta novela y la tuya hace que me apetezca cada vez más, me la apunto. Besinos.

Marisa G. dijo...

Una lectura maravillosa. A ver si el autor nos da una grata sorpresa pronto. Besos.

Ana Blasfuemia dijo...

Pues partir una lectura de unas expectativas altas y que cuando la termines las haya superado dice mucho del libro, del cual ya había visto muy buenas impresiones. Pero me pasa como a Mariuca, que lleva en la lista de pendientes ni se sabe y no lo termino de sacar de ahí...

Besos

Leira dijo...

Lo leí y me encantó.

samarkanda dijo...

Lo tengo en casa sin leer pese a las buenísimas reseñas que he leído sobre este libro pero es que me da un poco de respecto por eso precisamente, porque las expectativas que tengo puestas en él son altísimas.
Creo que aún lo dejaré un poco más en espera para así disfrutarlo como se merece.
Un saludo.

Manuela dijo...

Pues mira yo también lo tengo durmiendo igual que estaba el tuyo y creo que va siendo hora de ponerle el despertador. Me has convencido totalmente así que será mi próximo libro para el reto 12 meses 12 libros. Besos.

LAKY dijo...

Es que este libro tiene de todo; bebe de tantos géneros que es imposible que no te guste alguno de ellos. La historia es preciosa y la forma en la que está escrita más
Besos

Margari dijo...

Un gran libro! Una maravilla como te sumerge el autor en ese Bilbao de principios de siglo. Y toca tan bien todos los géneros que es imposible no disfrutarlo.
Besotes!!!

Jericó dijo...

Está en mi lista de pendientes, a media altura, jeje.
Me ha gustado esta reseña que has hecho.

Besos

masteatro dijo...

Hace muchísimo que le tengo ganas. A ver si por fin me hago con ella y la leo. Tu reseña me ha hecho recordar las ganas que tenía de leerla.

Marisa C. dijo...

Pues me ha interesado mucho lo que cuentas en tu reseña. Me la estoy apuntando ahora mismo, no te digo más. Abrazos.

María dijo...

Una de las mejores novelas que leí en 2012. Imprescindible.
¡Muchos besos!

Floreal dijo...

Me apunto la recomendacion, para mi si tiene un punto de novela negra ya tiene mucho a su favor, y si tambien se aproxima a lo romantico mucho mejor. Me gustan mucho las ovelas negras con esos tonos, creo que gñanan mucho. Apuntada, ya te contaré!

Rocío dijo...

Pues este libro lo tengo apuntado desde hace mucho tiempo y todavía no me he hecho con el a ver si le pongo remedio, un beso

Inmaculada dijo...

Yo también tengo esta novela pendiente desde hace tiempo. Con tu comentario avanza varios puestos en la eterna lista de libros por leer.
Saludos.

Tatty dijo...

Recomendar esta novela es un acierto seguro, tiene todo para hacer disfrutar al lector. A mí me encantó también
Besos

Susana Deseo Libros dijo...

No sabes las tremendas ganas que le tengo a esta novela, algún día... muy buena reseña, me ha encantado.
Besos.

David Gómez dijo...

Me pasa como a ti, que lo tengo en eternos pendientes y no hay manera de hacerle hueco, y sé que me estoy perdiendo una buena historia.
Veo que tu reseña reafirma lo que digo y podría ayudar a leerla...a ver si lo consigo.

Carax dijo...

Esta novela de este año no pasa
Besos

L.I.M dijo...

Ya lo tengo en mi poder. Le tenía muchas ganas porque he leído reseñas que lo ponen muy bien, la tuya se suma ahora a ellas. Además esa mezcla de novela negra, romántica histórica me encanta porque son géneros que ya de por si disfruto mucho. Me alegro de que lo hayas disfrutado tanto, a ver si a mi me pasa igual.
Besos

Félix G. Modroño dijo...

Vaya, leer tu reseña ha sido la mejor manera de terminar el domingo.
Gracias.

Shorby dijo...

No sabes las ganas que tengo de leerlo, con la cantidad de reseñas positivas que he visto por los blogs se me ponen los dientes larguísimos!

Besotes

alfredo gastiasoro dijo...

Para mi es muy fácil hablar maravillas de la novela y de mi amigo Félix. Leerla y sumergiros en una historia que te va enganchando en el Bilbao de inicios del XX. Os lo dice un bilbaíno del casco viejo. Un abrazo amigo

Angela Leon dijo...

Paso de puntillas por tu reseña porque acabo de empezar a leerlo, jajaja
A ver en que coincidimos.

Bs.